Niño y Osteopatía

El crecimiento, el aprender a andar, las caídas, los choques, a veces el estrés de la escuela, ...
Todos estos eventos en la vida de un niño pueden influir en el desarrollo del niño.
El seguimiento osteopático puede ayudar, gracias a técnicas suaves, a mejorar los trastornos del aprendizaje corporal (4 patas, caminar, ...), a mejorar la estática del niño y su amplitud de movimientos.
La osteopatía también ayuda a corregir tensiones, bloqueos o desequilibrios que pueden conducir a problemas de concentración, fatiga, estrés, trastornos del sueño, ...
Las técnicas suaves adaptadas a la edad y la morfología de cada niño mejoran todos estos trastornos.
La colaboración con otros profesionales de la salud a veces es necesaria para el cuidado general de los niños.

enfant ostéopathie, child osteopathy, niño osteopatía
Es importante hacer un control regular:
- Al comienzo de la escuela y antes de comenzar un deporte.
- Promover un desarrollo armonioso y prevenir posibles desequilibrios.

Cuándo consultar a un osteópata?
  • controlar y equilibrar el crecimiento
  • dolor de cabeza, dolor de espalda
  • trastornos ENT
  • trastornos de concentración, cambios de humor
  • trastornos digestivos
  • desalineación de la mandíbula
  • acompañar un trabajo de ortodoncia
  • Problemas de hiperactividad o sueño