4 marzo 2024 | Blog

Vertigos y osteopatía : 10 informaciónes claves

Vertigos y osteopatía : 10 informaciónes claves

Vertigos y osteopatía : 10 informaciónes claves

La sensación de vertigos, a menudo mal interpretada, representa un problema importante que puede alterar significativamente la vida diaria.

Percibido como rotación o movimiento sin movimiento real, el vértigo es un fenómeno inquietante y a veces preocupante.
Ocurre cuando el oído interno envía información contradictoria al cerebro y difiere de la información proveniente de otros sensores sensoriales que gestionan la percepción del movimiento, el equilibrio y la espacialización.
Esta inconsistencia puede crear la ilusión de que uno se está moviendo o que el entorno se está moviendo a su alrededor, lo que influye enormemente en el equilibrio y la estabilidad.

Los vertigos, aunque son bastante comunes, pueden manifestarse con distintos grados de intensidad y duración, lo que sugiere una variedad de causas posibles, desde las más benignas hasta las más graves que requieren un cuidadoso seguimiento médico.

Los vertigos no sólo son confusos y desagradables, sino que también pueden ser un síntoma de problemas subyacentes que necesitan atención médica.

A continuación se ofrece una mirada en profundidad para desmitificar los mareos y brindar ideas para un mejor manejo.

1. ¿Qué es el vértigo?

El vértigo es una sensación de movimiento o rotación, que se siente en relación con el propio cuerpo o en relación con el entorno, sin que se produzca ningún movimiento real. Esta sensación puede ser temporal o persistente, según su causa.

2. Los diferentes tipos de mareos

Hay dos categorías principales: vértigo periférico y vértigo central.
Los vértigos periféricos suelen deberse a problemas del oído interno, mientras que los mareos centrales están relacionados con trastornos del sistema nervioso central.

3. Causas comunes

Las causas comunes incluyen:

Para el vértigo periférico:

La enfermedad de Meniere
Laberintos
Neuritis vestibular
Fístulas perilinfáticas,...

Para el vértigo central:

Accidentes cerebrovasculares isquémicos o hemorrágicos
Tumor del tronco encefálico,
Esclerosis múltiple,
Absceso cerebral,
Encefalitis

Cada una de estas afecciones afecta el sistema vestibular de manera diferente y provoca vertigos.

La importancia de la consulta médica
Es fundamental consultar a un profesional de la salud si los mareos son frecuentes, empeoran o si van acompañados de otros síntomas preocupantes (fuerte dolor de cabeza por ejemplo). Los vertigos no deben tomarse a la ligera. Un conocimiento profundo y una gestión adecuada son esenciales para mejorar la calidad de vida de los afectados.

4. Enfoques de diagnóstico

El diagnóstico de mareos a menudo implica un examen clínico detallado, complementado con pruebas audiométricas, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas para descartar otras afecciones médicas.

5. Opciones de tratamiento

El tratamiento depende de la causa identificada. Puede incluir medicamentos para controlar los síntomas, ejercicios de rehabilitación vestibular que se realizan mediante fisioterapia para ayudar a reequilibrar el sistema vestibular o, en algunos casos, procedimientos quirúrgicos.

6. Vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB)

Es el vértigo más común, se liberan cristales de carbonato cálcico en los canales semicirculares del oído interno. Los síntomas incluyen una sensación repentina de giro al mover la cabeza.

7. Rehabilitación vestibular

Es una parte clave en el manejo de los mareos, con ejercicios específicos diseñados para ayudar a los pacientes a recuperar el equilibrio y reducir la frecuencia de los episodios de mareos.
Para el vértigo posicional paroxístico benigno (VPPB), la maniobra liberadora de Sémont permite la liberación de cálculos del canal semicircular (oído interno)

8. Impacto en la vida diaria

Los mareos pueden afectar gravemente la calidad de vida, limitando la capacidad para realizar las tareas diarias, trabajar o incluso moverse con seguridad.

9. Estrategias de prevención

Aunque no todos los mareos se pueden evitar, mantener un estilo de vida saludable, evitar movimientos bruscos, controlar el estrés y seguir una dieta equilibrada puede reducir el riesgo de que se produzcan.

10. Osteopatía para tratar los mareos

La osteopatía juega un papel importante en el tratamiento de muchas formas de vértigo.

Un osteópata puede ofrecer soluciones no invasivas para ayudar a controlar ciertos tipos de mareos, especialmente aquellos relacionados con problemas musculoesqueléticos o posturales.

Actuará sobre los propioceptores y sobre la capacidad del paciente para mantener una determinada actividad.
Donde el osteópata tendrá una acción más fuerte será sobre los mareos cervicales. Las cervicales están sujetas a mucha tensión porque son adaptativas (de C1 a C3) a la posición del resto de la columna. Hablamos más de sensaciones vertiginosas que de mareos reales.

Saber mas sobre el sindrome de Meniere - Tratamiento con tecnicas craneo sacrales

 

Authors

Elfie Prissette

Osteópata Graduada en el Institut Dauphine d’Osteopathie

Categories